20-09-2013

Amel Tafsout

Paola Maluje
Bailarina y profesora de Danza Fusión Tribal
www.tribalfusion.cl

English version

Amel, cuéntanos ¿Cómo comenzó tu amor y pasión por la danza?

Desde niña yo era muy consciente de la música y la danza.
Cuando crecí durante la colonización francesa de Argelia, estaba expuesta a las diversas culturas de baile. En casa integré nuestras danzas tradicionales en mi vida diaria, ya que estos bailes no se aprendían en la escuela, pero era algo que absorbemos como hijos, como el aire o el agua, bailamos, cantamos y  yo tamborileaba sin pensar en ello. Nuestros juegos, nuestras narraciones e historias siempre fueron dichas con la música y la danza. La cultura francesa me expuso al vals, el twist y el rock and roll, así como el cha cha-cha y otras danzas. Los franceses solían tener sus bailes de té en la gran plaza de la ciudad. En ese momento, Argelia era un verdadero crisol de culturas.

Muchos españoles, italianos y malteses se iban  a vivir a Argelia. Así es como empezó mi fascinación por el flamenco, no sólo por los trajes, sino también por el orgullo y la fuerza de las mujeres cuando bailaban. Cuando Argelia se independizó, muchos profesores rusos vinieron a trabajar a Argelia.

Yo tenía una profesora rusa de matemáticas la cuál era también mi profesora de baile, ella me introdujo a las danzas populares europeas y yo estaba fascinada aprendiéndolas.  

Una de las razones de mi alegría de asistir a estas clases fue porque pude aprender en el marco de la educación y no tuve que preocuparse de tener el permiso de mis padres para hacerlo. Recuerdo que me encantaba lo que usaba mi abuela y todavía recuerdo los colores y cómo los mezclaba. En la escuela yo era muy buena en el arte y todo lo visual siempre fue mi fuerza, que es otra razón por la que empecé a amar la música, la danza y el vestuario.

Me di cuenta de cuánta pasión y libertad me trajo la danza, y cuán conectada me sentía cuando bailaba. El baile me empodera, y es lo que me gusta enseñar a mis estudiantes y bailarines de mi compañía, porque la danza Oriental (Oriente Medio o el Norte de África) es una manera increíble  de expresarse para todas las mujeres y celebrar la forma de arte femenino, donde se encuentran la belleza, la fuerza y ​​el espíritu.

A pesar de que  pasión es un término que se utiliza muy a menudo, me quedo con la inspiración, porque cuando estás inspirada, estás conectada a la fuente superior y puedes tener la confianza y la motivación para hacer lo que quieras sin que se convierta en la velocidad y codicia (we don´t have the translation in spanish for this).


2 ¿Qué ha significado para ti dedicar su vida al arte de la danza?

Primero que nada, nunca pensé hacer de la danza una profesión. Yo venía de una cultura y mi preocupación era representar la danza con dignidad y orgullo. Estuve expuesta a dos culturas que podrían condenar mi baile o darle otro significado que lo que yo quería. En primer lugar, como una mujer árabe que estaba expuesta a la imagen de no ser una "bailarina respetable", y en la sociedad occidental, enfrentar los prejuicios que esta sociedad tenía sobre las mujeres árabes, por lo tanto mi tarea y el deber moral era informar, educar y cambiar la opinión de los occidentales sobre las mujeres árabes, esos clichés tales como: las mujeres árabes están "oprimidas" o son muy "sexy".

También fundé una empresa, llamada Banatas Sahrain Alemania y otras, Las Tafsoutettes en Londres, UK.  fue mi primera dedicación a mi cultura con respecto a la danza. A través de mi experiencia (más de 40 años), tocando y enseñando lo que necesitaba para ver la danza y la música como mi identidad y mi mejor sanación:  Gracias a la danza, yo he vencido problemas y enfermedades en relación con la nostalgia. La danza me ha dado mis raíces y mi identidad no sólo como una mujer bereber del norte de África, sino también como una mujer con los mismos valores, sentimientos y cualidades como cualquier mujer occidental. Para dedicarse al arte de la danza hay que ser responsable para saber cómo presentarse, ser profesional y asegurarse de que mi baile no sea un cliché del orientalismo. Tengo una gran responsabilidad en ayudar a Occidente a comprender mi cultura y valores.
Me dedico a esta forma de danza para asegurar que se acepte como una forma de arte. No deberíamos olvidar que bailar con el corazón y el alma no nos limita artísticamente. Es posible aprender las técnicas y llegar a ser top, pero lo más difícil para un bailarín bailar con el corazón. Yo trato de expresar eso a mis alumnas y darles la oportunidad de explorar en su creatividad.

3 ¿Qué significa para  ti combinar estilos y hasta qué punto es lo que piensas que se puede combinar sin ser irrespetuoso con la cultura en la que uno se inspira hacer una propuesta personal?

La fusión es un término complicado. ¿Qué es apropiarse de lo que no me pertenece a mí o tomar lo que me gusta de otra cultura? Creo que con el fin de fusionar estilos, es importante estudiar varias danzas dentro de su cultura y familiarizarse con ellas. Si son danzas étnicas que pertenecen a una cultura específica y tienen una función dentro de esa comunidad, el bailarín tiene que entender esto para poder incorporar esos movimientos. Después ella será capaz de crear su propia danza fusión y realizarla con confianza y habilidad, teniendo como referencia esa cultura y teniéndose en cuenta a sí misma para experimentar, crear y expandir una nueva forma de bailar. Este camino será mucho más difícil y tomará más tiempo para el bailarín o bailarina ya que tendrá que estudiar más, investigar y aprender, pero será muy gratificante para ella o él cuando cree su propio estilo que será más personal en lugar de copiar siempre lo que los demás están haciendo.
La fusión para mí no es sólo acerca de los movimientos, sino también de la comprensión de la música, dejar que la música te ayude a explorar nuevos caminos. Cada bailarín tiene que escuchar la música y encontrar la calma con el fin de permitir que la vibración de la música entre  en su corazón y hacer que su cuerpo sea un instrumento de la música. Un buen bailarín es cuando se convierte en la música de la pieza de danza. Si la fusión significa intentar algo nuevo y aceptar salir de la rutina, la fusión es positiva y puede ser una experiencia única.
La música árabe es una música muy emotiva, y como bailarina étnica árabe del norte de África me pareció que era una lástima que muchos bailarines se centraran más en el uso de la música occidental. Entiendo que la escuchen y estén muy relacionadas a ella, pero es mucho más fácil de bailar, ya que la bailarina no necesita saber los diferentes ritmos, melodías o Maqam en los que está basada la música árabe.
Sin embargo, vivimos en una época en la que viajamos mucho y estamos más expuestos a diversas danzas y estilos musicales y tal vez nos dirigimos hacia un estilo en el futuro, yo personalmente creo que vamos a perder gran parte de las raíces de la música y la danza. En el Medio Oriente tenemos un tipo árabe de MTV. Es triste que todos los cantantes se parezcan más bien a cantantes de pop occidental. Hoy en día tenemos muchos estilos diferentes de danzas y hay tantas estrellas en el cielo y que permiten que  los bailarines puedan expresarse de muchas maneras.
Me gusta cuando el bailarín intenta un nuevo enfoque y la búsqueda de sí misma en su danza.

4  Sabemos que has vivido y viajado por muchos lugares del mundo, cuáles han sido los lugares que te han influenciado más en el campo de la música y la danza?

Realmente estoy muy agradecida de todos los países donde he vivido ya que recibí de cada uno lo que necesitaba en ese momento. Argelia no deja de enseñarme, Alemania era importante para mi conciencia como mujer y también me permitió encontrar mi identidad en mis 20 años. Es en Alemania que empecé a enseñar y crear un marco para mi baile. También fundé mi primera empresa en Frankfurt y comenzó una gira con un grupo etno-rock muy famosa: "El Dissidenten". También comencé a ser consciente de vivir de otra manera y a ser más abierta sobre el racismo y la injusticia. También integré eso en mi estilo de baile.
Vivir en Londres, Reino Unido fue una apertura increíble para la música, música del mundo, jazz y música latina y africana. Estuve expuesta a muchísima música de todo el mundo. Estaba rodeada de músicos y eso me ayudó a escuchar la música de manera diferente. Es en el silencio que podía comunicarme con los músicos sobre la música. Esto también me ayudó a entender mi propia música. También hubo jazz y latino, indio y africano que me llegó al corazón. En lo que se refiere a la danza, es en Londres, donde me convertí en un artista solista de la danza, yo también tenía mi propia banda y yo era parte de la música y la danza. Comencé a cantar y tocar tambores y eso apareció en varios canales de televisión británicos.
Los EE.UU. me inspiraron  enormemente. Encontré aquí el respeto y la buena voluntad para tratar de entender las danzas étnicas. A pesar de todas las influencias sorprendentes que viví en varios países, mi fuente de inspiración sigue siendo el de mi país de origen, Argelia.


5  Cuando se imparten los talleres, ¿qué es lo que te importa transmitir a tus alumnos?
Es importante para mí que los estudiantes capten la técnica y el fondo de la danza que estoy enseñando. Me gusta desglosar los movimientos para que ellas los entiendan y también los practiquen. Como estoy enseñando Magreb, danza (estilo del norte de África) quiero que mis estudiantes comprendan acerca de la música y sobre todo los ritmos, ya que son diferentes de los ritmos egipcios. También es importante para mí que los estudiantes se sientan bien en clase y se comuniquen entre sí. Como es más fácil bailar en un ambiente agradable, me gusta comenzar con un buen calentamiento y finalizar con algunos ejercicios de estiramiento. Enseñar la emoción en la danza sólo es posible cuando los estudiantes tienen el conocimiento de la música y el conocimiento de la cultura. Enseño  las coreografías cuando los estudiantes tienen la técnica y conocen la cultura. No todos los estudiantes vienen a clases  para convertirse en un artista y tenemos que recordar eso. A algunas mujeres les gusta compartir con otras mujeres, vienen por la alegría de compartir la danza con otras mujeres.
Me gusta ayudar a mis estudiantes a que conozcan cómo elegir su música y trato de encontrar  temas para sus espectáculos de danza.

6 ¿Cuáles han sido tus mayores logros como maestra y artista?

Mi gran logro personal es cuando las personas sienten mi danza, disfrutan de ella y se conmueven con ella. Como profesora eso sería lo que me gustaría que mis alumnas recuerden de mí, que reconozcan la calidad de mi enseñanza. Estoy muy agradecida de haber tenido muchos logros. Fundé dos compañías de danza. Yo era un miembro activo de las bandas de música como Chackchouka, Mambo Duniya, Noor Shimaal y orquesta de Saladino. He viajado muchísimo y compartí mis conocimientos y habilidades de baile con mucha gente, actué en diversos festivales de danza y música, y me encontré con artistas increíbles, bailarines, cantantes y actores. Soy una artista de la danza muy respetada dentro de diferentes estilos de danza. Todo esto manteniendo mi integridad y la inspiración por  mi arte. También ayudo a muchos bailarines en su entrenamiento respecto de su arte y a su vida personal.

7 ¿En qué proyectos estás actualmente y qué será lo próximo para el futuro?

Tengo un gran proyecto artístico en relación con la música y la danza. Crear música del norte de África, trabajar con la agrupación de danza, y también hacer colaboraciones con artistas del mundo de la danza. Por otro lado, también estoy pensando en hacer un DVD para enseñar danza y proyectos de grabaciones musicales.

8 ¿Qué consejo les darías a las bailarinas(es) para ser mejores intérpretes en el escenario?
Tienen que recordar que se necesita tiempo para actuar en el escenario, por lo que la paciencia es una virtud. También tienen que amar la pieza de danza que están ejecutando, por lo tanto, pondrán más sentimiento en ella. No es necesario ser perfectas(os), pero lo que necesitan es dar un poco más de tiempo para respirar su pieza, de lo contrario será demasiado difícil de entender para el público, por lo que no es necesario hacer demasiados movimientos, sino que hacer su danza más expresiva y atreverse a explorar.

9. ¿Qué consejo le darías a las mujeres que quieren dedicarse profesionalmente a la danza del vientre Fusión Tribal? 
La fusión es hermosa cuando el bailarín sabe lo que va a fusionar. Cada fusión debe ser una expresión personal. Es importante recordar respirar ya que el trabajo de la respiración puede ayudar a liberar la ansiedad y a desarrollar una mejor técnica que le permitirá sentirse segura y tener una mejor presencia en el escenario. Otro tema que hay que discutir es cómo utilizar el escenario para su ventaja y ser capaz de bailar tanto en un lugar pequeño como en un gran escenario y que este le sea útil para su danza. La iluminación es importante, pero por desgracia, todavía no se usa en beneficio de la bailarina, ya que los festivales se limitan a encontrar un buen equipo para ayudar a los bailarines a tener un mejor desempeño. La comunicación con el público es el tejido de las energías en conjunto y así el bailarín pone más de él. No se trata de la vestimenta o la técnica, se trata de la alegría, el humor y la vibración que un bailarín puede crear cuando está bailando, él es como la araña que teje las energías y hace que se conviertan en un todo.
10. ¿Qué importancia tiene para ti la sensualidad en el baile?
La sensualidad es muy importante, ya que cualquier tipo de danza oriental la necesita. También es la razón por la cual esta danza es tan popular. La sensualidad no está solamente en los movimientos de cadera o en los rollos u ondulaciones del vientre.  Está en los brazos, los hombros y en la expresión facial. Por no hablar de que la sensualidad no es ser sexy. La sensualidad es la esencia de todas las mujeres, que se expresa de muchas maneras y tenemos que conectarnos con ella, la fluidez, la gracia y la belleza de ser mujer es única y nunca deberíamos olvidarlo. En mi baile todo depende del tema, me gusta poner la sensualidad en mis piezas de danza.


Mohamed Shahin
 
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin
Mohamed Shahin